Marcia Collazo Ibáñez nació en Melo (Cerro Largo, Uruguay) el 13 de marzo de 1959.
 
Es escritora, abogada (Doctora en Derecho y Ciencias Sociales, y Filosofía del Derecho, UdelaR), profesora de historia egresada del IPA (donde dicta el curso de Historia de las Ideas en América) y Postgraduada en Educación. Fue Asesora del Ministerio de Educación y Cultura y Prosecretaria General del Consejo de Educación Secundaria (ANEP).
Es columnista en el Semanario virtual Bitácora y en UyPress. Ha prologado varios libros e integrado varios Jurados. Algunas de sus obras destacadas son: Amores cimarrones: las mujeres de Artigas (novela, Ediciones de la Banda Oriental, 2011), y La tierra alucinada: memorias de una china cuartelera (novela, EBO, 2012); A bala, sable o desgracia (cuentos, EBO, 2014); Te acordarás de mí. (EBO, 2016) y la serie de ensayos Seguirte el vuelo: amores y desamores de la historia uruguaya (EBO, 2015) así como los libros de poemas A caballo de un signo (Premio AEBU, 2004) y Alguien mueve los ruidos (Estuario, 2010).
Figura en diversas antologías nacionales y extranjeras. Ha sido publicada en Cuba (Revista Casa de las Américas), Argentina (novela Amores Cimarrones y diversas antologías), Francia (Revista Vericuetos) y España. Su obra poética y narrativa fue premiada en diversas oportunidades por la Intendencia Municipal de Montevideo, el Ministerio de Educación y Cultura y la Casa de los Escritores del Uruguay.
En 2011 recibió el Premio Bartolomé Hidalgo, categoría Revelación, así como el Libro de Oro de la Cámara Uruguaya del Libro en los años 2011 y 2012, al libro de autor nacional más vendido (ficción). Figura en el Book from Uruguay 2013, entre los doce autores nacionales presentados en las Ferias del Libro de Guadalajara y Francfort; en las antologías 2014 y 2015 de la Cámara Uruguaya del Libro y en la colección Nuestro Tiempo, Letras, tomo III.
En marzo del 2015 obtuvo el Primer Premio en el Concurso Nibia Sabalsagaray, organizado por el Museo de la Memoria y el Ministerio de Educación y Cultura, por su cuento Tremendo pozo y en el mismo año, el Premio Morosoli de Plata en el género narrativa.